Es un dispositivo metálico (titanio) que se coloca dentro del hueso de la mandíbula o maxila para reemplazar los dientes perdidos.